‘Detrás de sus ojos’, de Sarah Pinborough

Detrás de sus ojos Book Cover Detrás de sus ojos
Sarah Pinborough
Runas (Alianza Editorial)
5 de octubre de 2017
Rústica con solapas
345
18 euros
Pilar Ramírez Tello

 

David y Adele parecen una pareja ideal. Él es un competente psiquiatra y ella la esposa perfecta que le adora. Pero ¿por qué es él tan controlador? Y ¿qué es lo que oculta ella?
A medida que Louise, la nueva secretaria de David, entra en la órbita de la pareja, en vez de hallar respuestas, se va encontrando con preguntas cada vez más inquietantes. Lo único que está claro es que en este matrimonio hay algo diabólico. Pero Louise no se imagina hasta qué punto es así, y hasta dónde puede llegar alguien para proteger sus secretos.

 

Me encanta ese subgénero que llaman ‘Domestic noir’ (o ‘grip lit’, aunque éste nombre parece hacer más referencia al trasfondo romántico que a su faceta de thriller psicológico). En él se desarrolla una trama de suspense sin la intervención de detectives o policías. Es una categoría de novela dominado por las mujeres, tanto porque las protagonistas acostumbran a ser femeninas como por el hecho de que sus principales exponentes son autoras. ‘Perdida’ es el título más conocido –y de la media docena que llevaré leídos, es también claramente el mejor–, pero hay un buen puñado de historias recomendables como ‘La chica del tren’, ‘La pareja de al lado’, ‘La chica de antes’ (el más flojo de esta lista), ‘La viuda’ (con algunos elementos que se salen del guión) o ‘Las hermanas de hielo’ (publicado en la colección de género, Colmena).

Por más que ahora se le dote de un nombre llamativo, esto no es exactamente el descubrimiento de la penicilina. Este tipo de suspense ya fue llevado a sus cotas más altas en el pasado en novelas como la magistral ‘Rebeca’ de Daphne du Maurier.

Sara Pinborough tampoco ha reinventado la rueda con la novela ‘Detrás de sus ojos’, pero sí ha sabido jugar con las expectativas del lector e introducir una serie de elementos novedosos. Sé que me muevo en arenas movedizas, así que para evitar cualquier tipo de destripe permitidme que no diga mucho sobre la trama y que no utilice ninguna referencia.

 

La novela está ambientada en nuestros días, discurre en el norte de Londres y gira en torno a tres personajes. Por un lado tenemos a Louise, una madre divorciada, sonámbula y que trabaja de secretaria en una clínica psicológica para pacientes de un nivel alto. Allí tratan problemas como la adición a las drogas. Louise cuida de su hijo de seis años, Adam, y pasa su tiempo libre con la única amiga que tiene, Sophie, una mujer casada con una breve carrera de actriz que le habla de infidelidades y le anima a llevar una vida más alocada.

Al comienzo de la historia, en la vida de Louise irrumpen los otros dos personajes. Por un lado tenemos a David, el guapo médico de 33 años que llega a trabajar en la clínica y con el que rápidamente Louise inicia una relación amorosa. Por el otro está Adele, su también guapa esposa, de 28 años, que rápidamente se convierte en la nueva mejor amiga de Louise.

Este clásico triángulo amoroso se desarrollo durante los primeros dos tercios del libro con un ritmo en constante aceleración. Louise se siente atrapada entre la relación que ha desarrollado con David, al que se ve incapaz de dejar, y su fuerte amistad con Adele, a quiene compadece, engaña y admira casi a partes iguales. Para retorcer un poco más las cosas, todo apunta a que además de infiel, David puede ser también un controlador de genio irascible que mantiene a su esposa prácticamente recluida en casa. Y por otro lado, parece claro que Adele no es del todo estable mentalmente, que hace años vivió un hecho luctuoso que involucró a sus padres, y que en el pasado tuvo que ingresar en una clínica.

 

Sin embargo, la trama introduce un elemento muy interesante que ya vimos en ‘Perdida’: el uso de múltiples narradores (en realidad son más bien distintos puntos de vista, ya que aunque se emplea la voz en primera persona, las voces de los personajes apenas difieren). Así, tenemos capítulos contados por Louise que se intercalan con otros narrados por Adele. No sólo eso. Unos pocos pasajes transcurren en el pasado (Entonces), y de vez en cuando también tendremos acceso al diario escrito por un antiguo amigo de Adele, con el que compartió estancia en una clínica psiquiátrica, Rob.

Y lo mejor, lo verdaderamente novedoso aportado por Pinborough, es que todo esto es sólo la punta del iceberg. En el fondo hay un secreto que lo retuerce todo y que, una vez completada la primera lectura, nos invita a releer la novela para empezar a recoger las migas de pan que la autora ha ido desplegando ante nuestros ojos.

 

Detrás de sus ojos’ es una novela para leer de una sentada (o de dos, o de tres, pero si vais a hacer un viaje largo no os llevéis solamente este libro porque no os va a durar), que funciona por nuestro deseo de saber cómo va a terminar todo. Al menos hasta el momento del giro. El último tercio del libro espantará a algunos lectores y enloquecerá a otros (ése ha sido mi caso). No es que sea algo totalmente impredecible. Los más atentos ya irán sospechando desde un poco antes lo que ocurre realmente, y con todo, no darán con el verdadero final, porque Pinborough tiene una sorpresa guardada para vosotros.

Ésta no es una novela perfecta. Al problema de que todas las voces narradoras se parecen demasiado, está el hecho de que dos de los tres protagonistas son demasiado simples –ni David llega a caerme completamente bien, ni Louise tiene demasiadas facetas que ofrecer–. En ese sentido, la primera novela de Pinborough publicada por Runas, ‘La casa de la muerte’, y protagonizada por un grupo de adolescentes que son llevados a una misteriosa vivienda tras haber contraído supuestamente algún tipo de enfermedad incurable, me pareció más redonda. Además, es justo reconocer que hay demasiadas casualidades dentro de la trama. Sí, algunas cosas fueron planeadas, pero el hecho más importante que hace posible el desenlace, bien mirado, no deja de ser una increíble casualidad.

Sin embargo, éstas son pegas de crítico resabido que para nada afectan al disfrute de la lectura. La trama de ‘Detrás de sus ojos’ es inteligente, ágil y está tan bien diseñada que se devora con fruición y se termina con gusto.

Una historia en la que perderse durante un día para luego cerrar el libro, y seguir dándole vueltas.

No dejéis que os la destripen

Deja tu comentario