‘El despertar’, de Ezekiel Boone

El Despertar Book Cover El Despertar
Trilogía de El Despertar
Ezekiel Boone
Colmena Ediciones (Hidra)
Noviembre de 2016
Rústica con solapas
366 páginas
19 euros

 

Sinopsis:

En las profundidades de la jungla de Perú, un nutrido grupo de turistas es devorado por completo. La primera mujer que logra presidir los Estados Unidos es convocada a una reunión de emergencia. En Kapur, India, un laboratorio registra unos extraños patrones sísmicos. Esa misma semana, el gobierno chino «accidentalmente» lanza una bomba atómica en una región aislada de su propio país. Todos estos acontecimientos están conectados. El mundo se encuentra al borde de un desastre apocalíptico. Una especie antigua, que ha estado aletargada durante años, acaba de despertar.

Existe un cierto placer culpable en disfrutar con una mala película, una de esas en las que puedes enviar a tu cerebro a darse un paseo mientras tú te atiborras tranquilamente con palomitas y dejas que tu cuerpo se vaya escurriendo poco a poco del sillón. Se suceden las explosiones, el monstruo radiactivo se transforma en una criatura aún más grande y terrible, los protagonistas esquivan proyectiles en una secuencia a cámara superlenta… Todo entre sorbos de refresco. Y no nos engañemos, en ocasiones con los libros sucede exactamente lo mismo. Para mí ‘El despertar‘ de Ezekiel Boone entraría dentro de esta categoría.

Para empezar, hay que advertir que estamos ante el inicio de una trilogía. Es importante remarcarlo porque el libro únicamente nos lo dice en la ‘página de créditos’. Allí figura el título original como ‘The Hatching. (The Hatching Trilogy, Book 1)’. Parpadeas y te lo pierdes, como con esos anuncios en los que desfila un montón de texto por el borde inferior de la pantalla. La culpa no es únicamente de Ediciones Colmena (Hidra). Al parecer en la versión original inglesa  ocurre lo mismo. Y en este caso es francamente importante saber que estamos ante el inicio de una trilogía, porque lo que tenemos aquí es sólo el comienzo de una historia. No se resuelve absolutamente ninguna trama, no se nos da ninguna explicación de lo que está sucediendo y se termina el libro con un cliffhanger de manual. Avisados estáis.

Como buen placer culpable, ‘El despertar‘ resulta entretenido y poco más. A nivel de escritura cumple, aunque cae a menudo en la repetición. Por ejemplo, durante todo el libro los personajes que avistan esta marabunta de arañas no saben qué es y lo definen invariablemente como una marea negra. También está el hecho de que de vez en cuando el autor recuerda que es una historia para adultos y que puede meter palabrotas. En serio, es muy curioso. Puede que tenga síndrome de Tourette. Igual no aparece ningún taco en 50 páginas y de repente hay media docena en un párrafo. No se trata de que uno o dos personajes hablen así, que tendría todo el sentido del mundo, sino que incluso la voz narradora de repente suelta un ‘joder’ tras otro sin parar, lo que tiene un efecto fallidamente cómico.

En cuanto al argumento, da lo que promete: una historia apocalíptica capitaneada por una horda de misteriosas arañas. No tiene demasiadas escenas cliché, aunque hay un buen puñado de muertes a manos de estas criaturas. En su defensa, no llega a caer en ningún momento en el absurdo de película de terror. Nada de parejas de adolescentes dándose el lote al borde de un lago para luego ser devoradas antes de poder consumar. En ese sentido el libro es un poco más sutil, pero sólo un poco.

Su principal defecto son los personajes, y aquí fallan en todos los sentidos posible. Para empezar hay un exceso terrible de ellos. Esta primera novela prácticamente es una sucesión continua de presentación de distintos personajes, a modo de novela río, con la salvedad de que el 50% aparecen para morir a las pocas páginas y no volver a saber nada de ellos. Nunca más. Al menos un tercio de los capítulos tienen este esquema que los hace completamente prescindibles. En segundo lugar, los personajes tienen menos personalidad que un tamagochi. A ver, que para este tipo de historias nadie espera un gran mundo interior, ni siquiera que arrastren un trauma infantil, pero es que parecen hechos por encargo. Ni siquiera los múltiples protagonistas, la media docena de personajes que llevan el peso de la historia, tienen donde rascar. Y su último defecto son los tópicos y las casualidades. Muchas y muy fuertes.

¿A qué me refiero con tópicos y casualidades? Bueno, por un lado está el presidente de Estados Unidos, claro. En este caso es una mujer casada, pero que mantiene una aventura con uno de sus cargos de confianza. Casualmente este amante suyo está divorciado de… ¡Tachán! Una de las mayores expertas en arañas del mundo. Lo sabe todo sobre las arañas y los insectos y quiere asegurarse de que el lector aprenda unos cuantos conceptos. Ella no es exactamente un infodumb, pero ya sabéis por dónde va la cosa. Por otro lado, como ninguno de los anteriores puede liarse a tiros, y obviamente necesitamos un héroe, aparece por ahí un agente del FBI muy duro y muy resignado. Tiene un problema que nunca habíamos visto antes en una historia de este tipo. Veréis, está divorciado y echa de menos a su hija, pero el trabajo no le deja casi tiempo para estar con ella. Su presentación arranca así:

El agente Mike Rich odiaba tener que llamar a su ex mujer. Joder, cómo lo odiaba.Sobre todo porque sabía que era probable que su marido (también odiaba que ahora ese tipo fuera su puto marido) contestara al teléfono, pero no le quedaba más remedio…

¿Veis como no mentía? Entre la plétora de personajes también un grupo de soldados, de esos que comen peligro y cagan victorias. Quizás los más interesantes sean un par de familias un tanto ‘paranoicas’, o al menos convencidas del inminente fin del mundo, que han decidido construirse un búnker para sobrevivir al Apocalipsis. Estos últimos son curiosamente los más creíbles del libro.

Así, en conjunto, puede parecer que ‘El despertar‘ no tiene nada salvable, y tampoco es cierto. Es una novela honesta y sin pretensiones, en el mejor sentido de la palabra. Boone no está intentando reinventar la rueda, únicamente se concentra en procurarnos entretenimiento, y si os gusta la propuesta del libro es casi seguro que lo obtengáis. En cualquier caso, es complicado hacer una reseña justa de la historia, ya que su fuerte debería radicar en la trama y aquí nos encontramos sólo con el primer acto de la misma. Hay algún giro de los acontecimientos, pero todo bastante predecible. Es necesario leer la segunda y la tercera parte para dar una opinión justa sobre la obra. El segundo libro, ‘Skitter‘, verá la luz en inglés en abril de este año. A partir de ahí, tenemos que tener fe en que aparezca traducido al castellano. No obstante, ahora mismo lanzarse a la aventura de leer una trilogía inacabada es arriesgado y yo aconsejaría prudencia.

Y si no, siempre podéis esperar a la película.

 

One Response
  1. Gracias por comentar también estos libros, porque paseando por otras páginas de crítica, parece que todo es muy bueno o muy malo… también entre los libros hay libros grises, insulsos, pero que están ahí, perfectamente descritos al inicio de la crítica. Yo por mi parte, no tengo ganas de leerlo, pero agradezco tu esfuerzo, y el ahorro de tiempo que supone para mí 😉

Deja tu comentario